Aunque las mujeres han llegado a ostentar altos cargos en diversas instituciones a nivel nacional e internacional, lo cierto es que globalmente aún existen grandes frenos de género, que impiden que a nivel profesional las mujeres desarrollen todo su potencial. Para luchar contra esta situación de desigualdad, Google ha puesto en marcha su iniciativa Women Will, que promueve la formación de la mujer para que pueda competir en el terreno profesional y pueda convertirse en emprendedora. El pasado 19 de Noviembre, coincidiendo con el Día Nacional de las Mujeres Emprendedoras, Google for Startups España lanzó su primera edición nacional de Women Will. La jornada de formación abordó algunas de las principales áreas que las emprendedoras deben tener en cuenta al poner en marcha su empresa, tales como la creación de un plan estratégico o la relación con los inversores.

La sesión de formación fue presentada por Sofía Benjumea, directora de Google for Startups España, tras lo cual tomó la palabra Ana Purificación Rodríguez Santos, Socia Directora y Coach Ejecutiva y de Equipos en DTB Consultores, que se hizo cargo de la sesión de la mañana. La especialista destacó que el número de compañías lideradas por mujeres está creciendo a nivel mundial. En el ranking internacional España ocupa el 8º lugar, por detrás de Australia y Nueva Zelanda, pero por delante de países como Estados Unidos, Alemania o Francia. Según el último informe GEM, destacó Rodríguez Santos, el emprendimiento a cargo de mujeres en España ha seguido ascendiendo mientras que el liderado por hombres se ha estancado. El panorama para el emprendimiento femenino es ahora mejor que nunca.

A la hora de emprender, explicó Ana Rodríguez Santos, hay tres pasos esenciales:

  • Planificación
  • Puesta en marcha
  • Crecimiento

 

PLANIFICACIÓN

 

Rodríguez Santos destacó que la planificación de un nuevo negocio tiene que ir de la mano de la estrategia, es decir, de las acciones que te permitirán alcanzar tu objetivo, y aclaró que, sin embargo, no tiene que ser una gran estrategia. Para ello puso como modelo el ejemplo de Jeff Bezos a la hora de crear Amazon. El fundador y CEO de este gigante digital esbozó uno de los modelos de negocio más emblemáticos que existen en la parte posterior de una servilleta de papel.

En la planificación es esencial establecer el público objetivo, a qué cliente está dirigida tu propuesta, y establecer la propuesta de valor: ¿qué problemas resuelves? Como modelo de plan de negocio Rodríguez Santos destacó el Modelo Canvas, creado por Alexander Osterwalder en 2011, una herramienta sencilla, intuitiva y flexible, que en una sola página ofrece una visión general del negocio: su oferta, infraestructura, mercado y financiación.

 

PUESTA EN MARCHA

 

Las propuestas de ventas son una parte vital para cerrar un contrato o conseguir un nuevo cliente. Sin embargo, con demasiada frecuencia, las empresas no saben cómo escribir propuestas de ventas exitosas y pierden oportunidades por el camino. El objetivo, según explicó Rodríguez Santos, es dar a conocer al cliente cómo tu producto soluciona un problema específico que éste tiene. Rodríguez Santos recomendó no comenzar hablando de las características del producto, sino averiguar qué necesita cada cliente, explicar la propuesta de valor y a partir de la información obtenida, hablar de las cualidades del producto.Y preguntar. Indagar para conocer las necesidades de tu cliente, su presupuesto, etc. “La pregunta es la gran arma del mundo comercial”, dice Rodríguez Santos.

La propuesta, que puede ser de ventas, si se buscan ingresos, o de inversión, si se busca finaciación, debe hacerse siempre en forma de “elevator pitch” (propuesta de ascensor), es decir, deber ser un breve resumen de una propuesta de negocio que transmita información sobre qué ofrece la empresa, por qué es valioso y concluir con una llamada a la acción, como por ejemplo una propuesta de reunión. Debe durar lo que dura un trayecto en ascensor (de ahí su nombre), entre 30 segundos y 1 minuto.

Una vez se entra en la negociación Rodríguez Santos alertó a las mujeres emprendedoras del peligro de ser demasiado empáticas. “A las mujeres se nos ha educado para ser complacientes y no nos gusta defraudar, lo que puede llevar a aceptar un mal acuerdo. Nos falta asertividad, aprender a decir NO”, afirma la especialista.

Victoria Barreiro

 

CRECIMIENTO

 

La sesión sobre crecimiento estuvo a cargo de Victoria Barreiro, Consultora de Marketing Digital y fundadora y CEO de Teconsite. Como emprendedoras, una de las grandes barreras que hay que superar es el miedo al rechazo, ya sea al comunicar nuestra idea de negocio, al vender a los clientes o al buscar inversores. Victoria Barreiro comenzó alertando a las asistentes sobre la importancia de saber gestionar el rechazo si nos encontramos con él al ofrecer nuestro producto. “Cuando rechazan nuestra propuesta, en lugar de quedarnos en el rechazo, si vamos más allá y nos preguntamos ¿por qué? a lo mejor descubrimos algo que nos permite avanzar. Y, sobre todo, no debemos tomarlo nunca como algo personal”, afirmó Barreiro. Atrevernos a dar al paso en lugar de quedarnos bloqueados por miedo a que el proyecto no esté lo suficientemente bien y, sobre todo, no adelantarnos y hacer suposiciones son claves para progresar.

La negociación va de la mano de la venta. A menudo, los emprendedores están tan centrados en sus propios intereses que olvidan las necesidades de aquellos con quienes tienen que interactuar. Pero en una negociación, ambas partes quieren obtener algo del acuerdo. Barreiro aconseja practicar la escucha activa: hacer entender al cliente que le hemos entendido parafraseando lo que ha dicho o repitiéndolo en forma de pregunta. “La escucha activa busca resolver malentendidos y promover que la conversación avance, en caso de conflicto”, afirma Barreiro. E indagar los intereses detrás de la posición del potencial cliente para encontrar los puntos en común. También hay que tener cuidado con negociar bajo presión, porque ésta es mala consejera al tomar decisiones. Barreiro reivindica la capacidad de negociar teniendo en cuenta los frenos de género, como “qué pensarán de nosotras ” o la tendencia a complacer y nos recuerda “cuando negociáis no lo hacéis solamente para vosotras, lo hacéis también para vuestros hijos, y para los trabajadores a los que empleáis, porque sois generadoras de empleo”.

Enfocarse, trabajar la confianza y la autoestima, ser consciente de los frenos de género, organizarse y ser persistente. Esos son los principales consejos que emanaron de Women Will. Y buscar oportunidades y no posponer las decisiones. El momento es hoy.

 

¿QUIERES DAR UN NUEVO RUMBO A TU VIDA?, ARANCHA RUIZ, ESPECIALISTA EN MARCA PERSONAL Y TALENTO, TE DA CLAVES PARA DAR GRANDES PASOS EN TU CARRERA PROFESIONAL.