Nélida Jiménez

José Fernández Sánchez es psicólogo y Lifecoach. A través de la psicología cognitiva, la programación neuro-lingüística y otras técnicas ayuda a las personas a sentirse mejor.  En esta entrevista comparte con los lectores una serie de útiles consejos para transformar sus vidas a través de un cambio de actitud

¿Es importante conocerse a sí mismo?

Es muy importante conocerse a uno mismo si se quiere aprender y mejorar. Si quieres desarrollar tu potencial es básico el autoconocimiento para saber cúal es tu punto de partida. Pero también es muy importante saber cómo hemos llegado a ser la persona que somos hoy, saber qué factores han intervenido y conocer la manera de controlarlos para poder hacer de nosotros la persona que queremos ser en un futuro.

El autoconocimiento es la base de la inteligencia emocional, es nuestro punto de partida. Después está la autorregulación emocional para poder controlar eso que somos y que hemos descubierto a través del autoconocimiento.

Una vez que nos conocemos y nos sabemos regular, se trata de tener motivación y objetivos para decidir hacia donde queremos desarrollar nuestro potencial como personas

Tú destacas que lo que entendemos  como “nuestra realidad” es aquello a lo que hemos prestado atención. Corremos el riesgo, por tanto, de ignorar oportunidades de felicidad. ¿Cuál es tu consejo para no pasar por alto esas oportunidades con las que nos podemos encontrar?

Tal y como comentas los seres humanos, y especialmente nuestro cerebro, no toma sus decisiones en base a una realidad objetiva que nos rodea, sino en base a una realidad subjetiva que hemos percibido a través de nuestra atención y que hemos etiquetado e interpretado en base a nuestras creencias y valores. Por esta razón debemos controlar y enfocar bien nuestra atención,  y también debemos aprender a interpretar lo que percibimos de manera eficaz y positiva.

Mi consejo para no pasar por alto las oportunidades se basa en dos características que debe tener tu actitud ante la vida:  debes enfocar tu atención a las oportunidades más que a las amenazas y debes interpretar las situaciones vitales que te suceden como oportunidades de aprendizaje y mejora y no como amenazas. Esta actitud vital se podría definir en la siguiente frase: No se trata de buscar oportunidades, se trata de encontrarlas.

En la vida las cosas no siempre ocurren como se habían planeado. ¿Se pueden superar esos obstáculos y seguir siendo feliz?

En tu vida las cosas siempre van a ocurrir de una manera diferente a como habías planeado. Y eso sucede por una sencilla razón, nadie puede predecir el futuro con exactitud.

La fórmula de la felicidad es la diferencia que existe entre tus expectativas sobre lo que tendría que suceder en tu vida, y lo que realmente sucede. Si adoptas una actitud vital de aceptación y de mejora continua no hay ningún problema para ser feliz aunque no se cumplan tus expectativas. De esta manera ya no ves obstáculos, sino situaciones que debes superar.

Cuando las cosas fallan, una manera de reaccionar es echar la culpa a los demás y a nuestras circunstancias. ¿Es esa la actitud correcta? ¿Qué se esconde detrás de eso?

Detrás de la actitud de echar la culpa a los demás cuando las cosas fallan se encuentra el miedo a aceptar la responsabilidad de nuestras acciones. El problema de esta actitud es que nos impide mejorar ya que no vemos el fallo en nosotros sino en los demás.

Suceda lo que suceda en tu vida, tu actitud y tu atención deben enfocarse en tu zona de control y en tu responsabilidad. No importa de quién es la culpa, lo que a tí te debe importar es qué puedes mejorar tú para que si se da una situación similar, las cosas salgan mejor.

No juzgues a los demás, enfoca tu atención y energía en mejorarte como persona.

Un obstáculo con el que a veces nos encontramos es nuestro propio miedo. ¿Se puede hacer frente al miedo?

Se puede y se debe hacer frente al miedo. Es normal tener miedo. El miedo lo debemos aceptar como una reacción corporal normal ante situaciones peligrosas.

La pregunta que debemos hacernos es: ¿Mi reacción corporal de miedo realmente se activa antes situaciones peligrosas o se activa ante situaciones que no son peligrosas a nivel físico pero que yo las interpreto como amenazantes a nivel mental?

Si activas el miedo ante una situación de peligro físico real, ese miedo es normal y adaptativo.

Por lo contrario, si activas el miedo ante una situación que sólo supone una amenaza a nivel mental (hablar en público, expresar emociones, arañas, espacios pequeños, etc,…etc,…), ese miedo no es normal ni adaptativo y en vez de ayudarte a mejorar como persona lo que hace es limitar tu potencial.

Tus miedos son tus límites y la mayoría de tus miedos no te están ayudando a mejorar como persona.

Las emociones juegan un papel muy importante en nuestra vida, pero a veces nos dejamos dominar por ellas. ¿Cómo debe ser una relación sana con nuestras emociones?

Para poder tener una relación sana con nuestra emociones debemos seguir los siguiente pasos:

Conocerlas y entenderlas: Las emociones son reacciones corporales ante una interpretación mental. Dicho de otra manera, nuestro cerebro percibe, recuerda o se imagina un suceso y decide si necesitamos una reacción corporal especial en ese momento. Si nuestro cerebro a nivel consciente o inconsciente decide que necesitamos una reacción corporal específica, entonces la activa y a esa activación la llamamos emoción

Regularlas y controlarlas: las emociones son el reflejo corporal de la interpretación mental de lo que sucede en nuestra vida. Si aprendemos a interpretar la vida de una manera que nos genera más emociones positivas, seguro que esto nos crea una actitud vital más energética y positiva.

Ante las emociones negativas debemos escuchar su mensaje y dejarlas ir. No debemos seguir sintiendo una emoción de manera permanente una vez que el suceso o pensamiento que la genero ya no existe.

También es muy importante saber generarnos nuestras propias emociones a voluntad a través de cómo utilizamos nuestro cuerpo y nuestros pensamientos.

A nivel corporal es fácil tener emociones positivas si sonries, bailas, cantas, te abrazas, etc…etc…

A nivel mental es fácil tener emociones positivas si aceptas la vida tal como es, eres agradecido/a, enfocas tu atención en lo que tienes, sabes apreciar la belleza de las cosas y de las personas, etc,… etc,…

¿Qué pasos recomiendas dar a una persona que ha decidido hacer un cambio en su vida?

Recomiendo tener muy claro lo siguiente:

Por qué ha decidido ese cambio: La persona que tienen muy claro el porqué de su cambio y los beneficios que ese cambio le va a aportar a su vida será capaz de superar los obstáculos que se encuentre en el camino.

Cómo va a conseguir realizar ese cambio: Para poder hacer un cambio permanente en tu vida debes primero adquirir la habilidad de asociar estados de placer a las conductas que te van a permitir cambiar. Si el cambio lo quieres conseguir con conductas que tienes asociadas a estados desagradables (por ejemplo haces dieta sufriendo o vas al gimnasio sin ganas) ese cambio no lo podrás consolidar y te vas a frustrar.

Qué debe hacer para conseguir ese cambio: Debes desarrollar un plan de acción detallado con todo lo que debes hacer, cuando lo debes hacer, con quién y dónde lo vas a hacer. Y tener muy claro que lo haces porque quieres y que vas a disfrutar del proceso.

Cualquier cambio en nuestra vida es posible si tenemos claro por qué hemos decidido hacer ese cambio (objetivo), cómo lo vamos a conseguir (estrategia) y qué pasos debemos seguir para conseguirlo (plan de acción).

Más información:  josefernandezlifecoach.com

Si quieres acabar con el perjudicial hábito de posponer aquí te mostramos cómo hacerlo