¿Es la felicidad consecuencia del éxito, o el éxito consecuencia de la felicidad?” Con esta pregunta que invita a la reflexión iniciaba su ponencia la psicóloga María Jesús Álava Reyes en el II Foro Alianza por el Desarrollo de Talento Digital, organizado por Ametic. Las empresas, en plena era de transformación digital, requieren trabajadores con nuevas competencias y perfiles, pero los trabajadores, para ser productivos, necesitan ser trabajadores felices. En su inspiradora charla María Jesús Álava Reyes compartió con los asistentes una serie de útiles consejos para que las personas se sientan más felices, más productivas, más flexibles y más creativas.

La autora de libros como Lo mejor de tu vida eres tú o La inutilidad del sufrimiento, el libro de psicología más vendido en España, explica que para muchas personas el trabajo es una causa de satisfacción, mientras que para otras, en cambio, constituye fuente de sufrimiento ¿De qué depende que unos lo vivan con orgullo y otros como una desgracia? “Las personas crean y destruyen sus propias perturbaciones. Las circunstancias pueden ser difíciles, pero lo importante es lo que estamos pensando, no lo que está ocurriendo” explica la psicóloga.

María Jesús Álava Reyes y su equipo han realizado un estudio sobre el trabajo en España y una de las principales conclusiones que se desprenden del estudio es que las mujeres se sienten más insatisfechas con su trabajo que los hombres. La causa: no se sienten valoradas. A lo que ella plantea “si el trabajo nos influye tanto, ¿cómo controlar nuestras vidas? ¿Qué hacer para sentirnos que somos lo mejor de nuestra vida?” Su consejo: “Valorar lo que tenemos, disfrutar cada día y adaptarnos a las circunstancias” y añade “No llega más lejos quien más corre, sino quien más se adapta”.

María Jesús Álava Reyes lanzó un mensaje también a las empresas: “Las compañías se fijan en la organización, pero no en las emociones de sus trabajadores. Las empresas con empleados más felices son empresas más productivas“. La psicóloga resaltó que un trabajador feliz presenta menores tasas de absentismo y conflicto y mayor compromiso con la empresa.

Para la ponente, tomar las riendas de nuestra vida pasa por crear hábitos que nos ayuden a mejorar nuestro bienestar emocional. Álava Reyes recomienda tener motivación y estímulo para que el cambio de hábitos sea efectivo. Y para lograrlo añadió una serie de claves:

  • Afrontar la vida con optimismo. Lo importante es nuestra actitud.
  • La comunicación es esencial. Practicar una comunicación productiva
  • Controlar el estrés y no sufrir inútilmente
  • Ser asertivos pero no agresivos. Decir las cosas siempre con tacto
  • Ante la adversidad capacidad de reaccción utilizando la inteligencia emocional
  • Cuando analicemos un hecho ser conscientes de que hombres y mujeres somos diferentes
  • Ser creativos ante todo
  • Respetar los tiempos del otro
  • Potenciar el sentido del humor

Y su recomendación final: “Provocad experiencias de felicidad. Creed en vosotros. Poneos en camino y reaccionad cuando vengan las dificultades”