A la poetisa polaca Wisława Szymborska (1923 – 2012) no le gustaba ser el centro de atención y rara vez hablaba de sí misma. Pero en su discurso al recibir el Premio Nobel destacó la esencia de su escritura: Los poetas son escépticos, dijo, y ‘la inspiración viene de lo que no sabes. Mantén la curiosidad por lo que no sabes, porque ahí es donde encuentras la inspiración“.

 

La sabiduría del “no sé”

 

“Cualquiera que sea la inspiración, siempre proviene de un constante no sé . Es quizás la frase más significativa del discurso de Wisława Szymborska. “Cada poema es un intento de dar una respuesta a ese desconocimiento”, explicó. “Pero en el último punto, el poeta comienza a dudar otra vez, y se da cuenta de que esta única respuesta también es inadecuada. Así que los poetas lo siguen intentando y, tarde o temprano, alguien le pone un clip al resultado de toda esa insuficiencia y lo llama tu obra“.

Pero esa ignorancia no es mala, es su mensaje. De hecho: sentir curiosidad por lo que no sabes es el comienzo de todos los descubrimientos e innovaciones. No importa si eres poeta, médico o maestra: si tienes curiosidad por lo que no sabes, todo se convierte en una aventura.

 

La curiosidad te llevará más lejos

 

Los niños aprenden cómo funciona el mundo de una manera muy rápida y lúdica, impulsados ​​por la curiosidad y al hacernos mayores a menudo perdemos esa habilidad. Pero si te dejas llevar por tu curiosidad tu vida puede ser mucho más divertida, desafiante y significativa.

La curiosidad es algo muy especial. Es como el amor: es una atracción muy fuerte. Y si te dejas guiar por tu interés por explorar siempre irás más lejos porque te arrastra ese hilo invisible.

 

Incluso los robots funcionan mejor impulsados ​​por la curiosidad

 

Por ejemplo, los robots que son impulsados ​​por la curiosidad aprenden a jugar mucho más rápido y mejor que los robots que completan una acción al azar. Así es como funcionan las personas. Si se sienten motivadas por su propia curiosidad son capaces de recordar mejor o de profundizar con más interés en algo que no conocen.

 

¿De qué tengo curiosidad?

 

Hazte la pregunta: ¿de qué tengo curiosidad? Sea lo que sea, adelante. No importa si es una locura o algo especial. Aprende sobre ello sin sentir prejuicios. Es tu curiosidad la que te impulsa. Entonces, ¿por qué te contienes?

La curiosidad es una cualidad que debes cuidar y cultivar. Si no le prestas suficiente atención a las cosas que te hacen sentir curiosidad perderán relevancia para ti. Pero si les prestas atención, tu entusiasmo crece. Y verás que tu vida se vuelve mucho más divertida.

Así que deja salir tu lado infantil y pregúntate: ¿Dónde late más rápido mi corazón? ¿Qué quiero averiguar al final y qué no puedo detener cuando empiezo?

Y ve por ello: ¡no te arrepentirás!

 

¿Quieres lograr un sueño? Aquí tienes 3 sencillos pasos para ir en la dirección deseada

 

Foto: Natalya Letunova/Unsplash