No hay nada como devorar unos pocos libros bien elegidos cuando se dispone de tiempo libre. Y en el caso de los niños, representan un antídoto para el tiempo que éstos pasan frente a la pantalla. Sin embargo, los libros ofrecen a los pequeños lectores mucho más. Leer en periodos de vacaciones les ayuda a afianzar sus habilidades lectoras, imprescindibles para afrontar con éxito el año escolar, pero además, promueven el desarrollo del cerebro y la imaginación y tienen el poder de ayudar a los niños y jóvenes a dar sentido al mundo. Para que los más pequeños de la casa saquen mejor partido al tiempo de lectura, Alejandra Camacho, de la librería El Dragón Lector, nos recomienda 5 libros infantiles imprescindibles para que niños y jóvenes disfruten de la lectura en su tiempo libre.

 

Saltamontes va de viaje, de Arnold Lobel  (Ed. Kalandraka)

 

Portada Libro Saltamontes - Arnold Lobel

“En primer lugar me parece importante conocer a este autor porque es un clásico de la literatura infantil, autor de otros tantos libros, como Historia de ratones o la colección de Sapo y Sepa, que son magníficos y tienen esta chispa especial para conectar incluso con adultos, que son los que leen a los niños y que ha entusiasmado a muchas generaciones, desde los años 60″, destaca Alejandra Camacho.

Saltamontes va de viaje es una aventura, a través de seis relatos cortos, en los que el protagonista, atraviesa el bosque y encuentra a diferentes insectos, que caracterizan, cada uno, “un aspecto distinto de la naturaleza humana”. Para los niños un libro ameno lleno de peripecias, para los adultos una metáfora del viaje a través de la vida, y de los personajes que nos encontramos en el camino. “Aparece los estereotipos de los abusones, la obsesiva, etc. y todo es tratado con mucho humor”.

A partir de 4-5 años

Cuentos por teléfono, de Rodari (Ed. Juventud)

 

Portada Gianni Rodari

“Son muchos cuentos cortitos del genio que fue Gianni Rodari, un pedagogo y escritor de libros infantiles fundamental, que supo como nadie entender la fantasía de la infancia, con humor muy peculiar, y que también engancha, como hace Lobel, al lector adulto“, señala Alejandra Camacho.

En este caso se trata de un padre viajante que como no puede estar con su hija, antes de dormir la llama y le narra un cuento corto por teléfono, “y son todos cortos pero cada cual más loco, libre y fantástico”, añade Alejandra Camacho. Rodari, renovador de la literatura infantil, no duda en plantear en sus obras una crítica a una sociedad que considera consumista y en fomentar el espíritu crítico de los más pequeños, siempre con ingenio y humor.

Un libro para leer a partir de 6 años, “pero por arriba no tiene límites, los adultos lo pueden leer perfectamente.” Rodari, que fue un pedagogo experto en literatura infantil y pedagogía, fue galardonado con el Premio Hans Christian Anderson en 1970 y es considerado el autor infantil más importante de Italia del siglo XX.

La edición de la Ed. Juventud cuenta con las ilustraciones de Emilio Urberuaga, Premio Nacional de Ilustración en 2011.

A partir de 6 años

Lechuza detective, de A. Núñez, A. Díaz, M. Can (Ed. Anaya)

 

Portada lechuza dectective

“Me gusta mucho este tipo de libro, que logra entusiasmar tanto a los muy lectores, como a este tipo de lector, que aparece más de lo que nos gustaría, de edades complicadas, en las que no logramos que se enganchen a la lectura, y este libro tiene todos esos elementos que pueden parecer accesorios, pero que para este tipo de lectores no lo son, por ejemplo, ilustraciones a color, y este formato viñeta que comparte espacio con páginas con texto normal. Vaya por delante que es una colección narrativamente bien escrita, que tiene unas aventuras y unas historias que a los lectores y lectoras les gusta”, destaca Alejandra Camacho.

Con una historia divertida que atrapa al lector, sus protagonistas son niños realistas, con sus virtudes y sus defectos, que logran hacer una amistad a pesar de sus diferencias.

“Es una colección de Anaya muy buena, pero además tiene esa característica que hace que sea un libro que te puedes llevar a la playa. Para mayores de 8 años y que lo van a leer. Incluso irán a por el siguiente y el siguiente”, añade Alejandra Camacho “Son tres autores que también son ilustradores. El libro está escrito en castellano, que también es un plus“.

A partir de 6 años

El niño brujo, de Molly Oestertag (Ed. Harperkids)

POrtada Molly Oestertag

 

Una novela gráfica, que ha sido novedad en el 2019, con la editorial Harper. “El niño brujo es una novela gráfica fantástica, con la peculiaridad de que introduce la identidad de género como elemento fundamental, algo que merece la pena que los chavales a partir de 9-10 años lean”, apunta Alejandra Camacho.

En la familia de Aster todas las chicas son educadas para ser brujas, mientras que los chicos son educados para cambiar de forma. Quien se atreva a desafiar esos límites es exiliado. Sin embargo, Aster está fascinado por la magia, aunque sepa que es un mundo prohibido para él. Cuando un misterioso peligro amenaza a los demás chicos, Aster sabe que puede ayudarlos con sus poderes mágicos.

“En este caso se trata de un chico que es discriminado por ser chico, porque en el lugar en el que transcurre la historia los chicos están abocados a ser animales mágicos y no brujas. La brujería solamente está en manos de las mujeres, el protagonista quiere ser brujo y además cree que puede ser un gran brujo, tiene fe en sí mismo y piensa que es lo que le toca, pero no le dejan ejercer por ser hombre. Está muy bien construido, los personajes son fantásticos y huyen de estereotipos, lo que enriquece la lectura, tiene un ritmo muy bueno, un desenlace bueno y es una novela gráfica bien construida”.

A partir de 9-10 años

El viaje al país del hielo, de Alex Bell (Ed. Salamandra)

 

POrtada Alex Bell

Perteneciente a la colección El club de los exploradores del oso polar, El viaje al país del hielo, es “una novela que puede calmar a todas esas lectoras y lectores que se han quedado un poco huérfanos al terminar Harry Potter. Tiene elementos similares, sin tener nada que ver ni pretender ser una imitación. Tiene una identidad propia muy fuerte y es un libro que a mí me ha entusiasmado”, afirma Alejandra Camacho.

El libro relata la historia de Stella, que siempre ha querido ser miembro del Club de Exploradores del Oso Polar, como Félix, su padre, aunque a las chicas no se les permite formar parte del Club. Cuando surge la oportunidad de unirse a Felix, Stella está decidida a demostrar que puede ser tan buena exploradora como cualquiera. Sin embargo, la expedición no va según lo planeado, ya que ella y sus tres jóvenes compañeros se ven separados del grupo y tienen que encontrar su camino a través de País del Hielo.

“Un grupo de jóvenes que se hacen grupo durante la historia y una chica protagonista a la que no le tocaba participar en este viaje al País del Hielo, por ser mujer, que es otro tema muy de ahora, pero al final participa y tiene una deriva muy interesante. Vuelve a ser un mundo real en el que hay magia, en el que hay fantasía, y no todos los humanos lo saben pero hay unas sociedades secretas en las que hay unas personas que practican la magia y que tienen atributos sobrenaturales. Es un viaje en el que van a explorar todo ese imaginario del explorador del siglo XIX que iba por la nieve, desde los ropajes, los trineos, etc. A la vez aparecen manadas de unicornios, seres pequeñitos que viven en la escarcha, etc. Es muy bonito. Y yo creo que es lo que te apetece leer en tu tiempo libre y devorar, aventura y fantasía”.

A partir de 10-11 años

 

Y si te lo que te apetece es leer poderosas historias protagonizadas por mujeres, no te pierdas estos 7 libros