Los sueños no se hacen realidad por accidente. Cada pedacito de sueño que cobra vida es el resultado de una intención deliberada y proactiva. Joseph Murphy, autor de El poder de tu mente subconsciente, dice que “cualquiera que sean las creencias, pensamientos y opiniones que impresionas en tu mente subconsciente se manifiestan después en tu experiencia”.

Tus sueños y visiones son las semillas de extraordinarios cambios. Pero, ¿cómo puedes hacer que tus sueños se hagan realidad? Estos 3 pasos te ayudarán a encaminarte hacia tus objetivos:

 

1._ Visualización

 

Visualizar es una manera de entrenar la mente para manifestar tus deseos más profundos. El Dr. Wayne Dyer, autor de Tus zonas erróneas, dice en su libro El poder de la intención que hay que “contemplar continuamente las condiciones que deseas producir“. Él ilustra esta idea con el siguiente ejemplo: los hermanos Wright, inventores del aeroplano, no contemplaban la permanencia en el terreno de las cosas, igual que Thomas Edison no contemplaba la oscuridad de los objetos. Pusieron su atención en una visión que les proporcionó la motivación para alcanzar sus metas.

Piensa en tu sueño tan a menudo como lo desees. Vívelo en tu imaginación. La realidad de tu sueño puede parecer imposible desde donde estás actualmente, pero no dejes que eso te impida soñar.

 

2._ Automotivación

 

La fuerza que te impulsa a hacer las cosas te lleva a trabajar hacia tus metas, poner esfuerzo en el autodesarrollo y alcanzar la realización personal. Como apunta la Dra. Laura Rojas Marcos,cuando sabemos motivarnos, nos resulta más fácil ser constantes, persistentes y ejercer la fuerza de voluntad“.

Mantenerse motivado no es algo que sucede todo el tiempo de manera natural. Más bien, necesitas tener claras tus intenciones acerca de tus comportamientos para estar segura de que estás en el camino correcto. Las personas que establecen metas que son a la vez específicas y desafiantes tienden a lograr lo que han establecido en su mente.

 

3._ Da el siguiente paso

 

Independientemente de lo lejos que esté tu sueño siempre hay un siguiente paso que puedes dar. Puede ser un paso de bebé, pero es un paso más en la dirección de tus sueños.

No tienes que saber cuál es la ruta exacta para llegar a tus sueños. Todo lo que necesitas ahora son los siguientes pasos, incluso si estos son erróneos. Cualquier avance es mejor que estar quieto.

Con cada nuevo paso cometerás errores y luego aprenderás. Con cada lección, ajustarás tu camino y continuarás hacia el sueño hasta que eventualmente llegues a tu destino.

En su libro La luz en el corazón, Roy T. Bennett dice: “Los sueños no funcionan a menos que actúes. La manera más segura de hacer realidad tus sueños es vivirlos “.  Así que recuerda, tener un deseo no es suficiente. Tienes que saber cómo soñar y cómo llevarlo a la acción. Haz algo cada día para hacer tus sueños realidad. ¿Cuál es tu siguiente paso? ¡Dalo ya!