Asturias, en el norte de España, es conocida por su espectacular paisaje de montaña, por la belleza de su costa y por su sidra y su fabada. Pero además alberga muchos rincones con encanto que hacen de esta comunidad autónoma uno de los mejores lugares para ir de vacaciones en España. Aquí está nuestra selección de los 5 lugares que no te puedes perder en Asturias.

1. Gijón

Empecemos por una de las ciudades más importantes de Asturias, que ha sabido conservar ese auténtico ambiente de pueblo pesquero donde se encuentran sus raíces. Gijón tiene un paseo marítimo que va desde la céntrica playa de San Francisco hasta la pequeña península, donde se encuentra el centro histórico de la ciudad. 

GIJÓN

Gracias a sus numerosos parques, plazas y museos, los viajeros tienen una amplia oferta donde escoger. La vida nocturna en Cimadevilla, uno de los barrios más populares de Gijón, es bastante activa. La visita a esta ciudad se completa con una visita al centro cultural Laboral Ciudad de la Cultura, que alberga exposiciones de todo tipo, cine, teatro y un enorme jardín botánico de más de 25 hectáreas. 

Mención aparte merece la repostería de Gijón, ciudad que llegó a albergar en un momento más de 100 confiterías y que tuvo una importancia capital en la industria chocolatera nacional gracias al comercio exterior del puerto El Musel. Entre los establecimientos emblemáticas destaca la confitería la Playa, fundada en 1921, con sus tradicionales princesitas La Playa y sus pastas de nuez. Otra confitería con gran solera es La Fe, en activo desde 1938, especializada en el postre gijonés. Entre las más actuales destaca Danas, donde se pueden degustar los tradicionales casadielles asturianos  y los carbayones, dulce típico de Oviedo.

2. Oviedo

La capital, segundo municipio más poblado de Asturias, tiene un hermoso centro histórico lleno de singulares edificios que invitan a pasear por sus calles. En el pasado, Oviedo fue la capital del primer reino cristiano de la Península Ibérica y origen del Camino de Santiago. Entre sus monumentos destaca la Catedral, con una torre gótica y otra románica, que alberga una de las reliquias más importantes del cristianismo: el Santo Sudario.

Oviedo

A las afueras de la ciudad se puede subir al monte Naranco, que ofrece espléndidas vistas de la ciudad, y de los valles cercanos, así como del mar Cantábrico y la costa de Gijón los días despejados. Otra parada obligatoria son los edificios del Conjunto Prerrománico Asturiano, en el Monte Naranco, y especialmente la Iglesia de Santa María de Naranco y la de San Miguel de Lillo. Al entrar en Oviedo también se puede observar la iglesia de San Julián de los Prados, el más antiguo de los edificios prerrománicos que aún se conservan. La arquitectura prerrománica asturiana ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

La plaza del Fontán es un punto neurálgico de la ciudad.  Lugar de recreo de los nobles ovetenses en la antigüedad, a él acudían los campesinos de la zona a vender sus productos, lo que dio lugar a uno de los mercados más antiguos de Asturias. En sus alrededores se puede comer, cenar, tomar un culín de sidra, o adquirir los mejores productos de la tierra. Por la noche es obligada la visita a la Calle de la Gascona, dónde se puede disfrutar de los platos típicos asturianos acompañados de un vaso de sidra.

3. Llanes

Situado en el este de Asturias, Llanes es uno de los pueblos más visitados de la región.  La ciudad costera tiene un pequeño centro histórico, declarado Conjunto Histórico-Artístico, con restos de una muralla medieval, una torre del siglo XIII y el Palacio de Gastañaga, del siglo XV, además de numerosos miradores jalonados por bares y restaurantes. 

Llanes

El Concello de Llanes cuenta con un total de 30 playas, muchas de ellas de sigular belleza, como la playa de Poo, a sólo 2 kilómetros de Llanes, la playa de Torimbia, en forma de media luna y de difícil acceso, tradicionalmente playa nudista, o la playa de Ballota.

4. Lastres

Se trata de un pequeño pueblo pesquero perteneciente al municipio de Colunga que destaca por sus empinadas laderas y sus calles estrechas, muy representativas de las localidades pesqueras del norte de España. 

Lastres

Lastres tiene un bonito centro histórico conformado por calles empedradas, palacios y casas adornadas con blasones y balcones de madera, que se entremezclan con las casas de los pescadores. Paseando por sus muchos recovecos se puede visitar la Torre del Reloj, la Capilla del Buen Suceso, el barrio de los Balleneros, y como no, el mirador de San Roque, con espléndidas vistas al pueblo y a los acantilados cercanos.

Lastres cuenta con bonitas playas en sus alrededores, la más cercana es la playa de La Griega, en la que se encuentran unas de las mayores huellas de dinosaurios del mundo, impresas en el borde rocoso de la playa. En sus inmediaciones se puede visitar el Museo del Jurásico, con entrada gratuita los miércoles.

5. Cabo Peñas

Ubicado entre Gijón y Avilés, pertenece a la mancomunidad formada por los municipios Gozón y Carreño, lugares de gran tradición marinera. Uno de los lugares más agrestes del Principado y con mayor personalidad. Sus escarpados acantilados, de gran altura, rompen abruptamente sobre las aguas del Cantábrico, dando lugar a un escenario inigualable. Debido a su importancia medioambiental esta zona ha sido declarada Paisaje Protegido. 

Cabo Peñas, Asturias

El faro de Cabo Peñas, que comenzó a funcionar en 1852, es uno de los pocos que actualmente cuentan con un farero, oficio a punto de desaparecer debido a la automatización de la mayoría de los faros del mundo. En sus instalaciones se encuentra un centro de interpretación, que aporta información a los visitantes sobre la magnífica biodiversidad de la zona o la naturaleza bravía de su aguas. Cuenta con una exposición permanante distribuida en cinco salas.

Si continúas hacia hacia la zona occidental puedes llegar hasta la playa de Verdicio, dónde desemboca el río Tenrero, la playa Aguilar y la playa Carniciega.


DÓNDE COMER EN ASTURIAS

Si no quieres marcharte de Asturias sin darte un capricho en uno de sus restaurantes de comida tradicional te recomendamos Casa Hermógenes, en la localidad pongueta de Sellaño, cuyos platos estrella son la fabada, los callos y las patatas rellenas. En el sector de la alta cocina asturiana puedes visitar Casa Gerardo, en Prendes, especializado en fabada y arroz con leche, con precios a la altura de su oferta. Uno de los lugares emblemáticos de Oviedo es el restaurante El Fartuquín, conocido por su comida casera típica asturiana, en el que además ofrecen servicio a personas celiacas. Si quieres probar una sidrería, te recomendamos en Gijón la Sidrería La Galana, donde ofrecen excelentes tapas y raciones a un precio muy razonable.

Si no puedes decidir entre unas vacaciones en la montaña o en la playa Asturias es tu destino. Viaja a esta región y pasarás unas vacaciones en medio de paisajes increíbles, excelente comida y pura naturaleza. 


FOTOS: Vitalísima (N. Jiménez)


Uno de los lugares más intensos, coloridos y fascinantes de la tierra. Te contamos cómo es Benarés, la ciudad sagrada por excelencia de la India.