Las tres provincias de la comunidad valenciana lo tienen todo: bonitas playas, ciudades elegantes y pueblos bonitos y discretos. Se habla mucho de las playas de Alicante y Valencia y quizá algo menos de las de Castellón y lo cierto sus playas es que no tienen nada que envidiar a las anteriores. Por eso, si decides elegir esta zona para hacer una escapada te mostramos qué ver en Castellón.

La ciudad de Castellón está a 74 km al norte de Valencia y tanto al norte como al sur ofrece zonas de playa. Las fértiles huertas de la Costa del Azahar, la zona costera de la provincia de Castellón, son una característica dominante, con sus hermosos y extensos campos de naranjos. En el litoral se encadenan fantásticas playas, y en el interior destaca su agreste geografía. Ya desde Benicássim se ve, al norte, las estribaciones de la sierra: Serralada de les Palmes. Más al noreste de la Provincia de Castellón se encuentra el Parque Natural de la Sierra de Irta, un espacio natural protegido​​ entre acantilados y recónditas calas en el que se une montaña y playa.

Qué lugares ver en Castellón

Benicássim

Conocida por dos importantes festivales de musica, Benicàssim en realidad tiene mucho más que ofrecer al visitante. Con un encantador paseo junto a playas de primer nivel, sus orígenes se remontan a finales del siglo XIX, momento en el que se construyeron una serie de villas o segundas residencias de burgueses de Castellón y Valencia que convirtieron a Benicàssim en el centro de veraneo de las familias adineradas. Algunas de esas maravillosas villas junto al mar aún están en pie, lo que constituye un atractivo más de esta población, ya que se puede pasear y disfrutar de su arquitectura en lo que se conoce como la ruta de las villas de Benicàssim. 

El paseo marítimo conecta la distintas zona de playas de Benicàssim, con playas tan emblemáticas como la de Voramar, frente al histórico hotel del mismo nombre, una playa de arena que limita al norte con el término de Oropesa del Mar y al sur con la playa de la Almadraba, con una longitud de 550 m y una amplitud de 50 m. Otras playas destacadas son la ya mencionada Almadraba, la de la Torre de San Vicente y la de Heliópolis, la mayor de todas, con 3 kilómetros de longitud y que limita con el término municipal de Castellón.

Playas cerca de madrid

Cerca del núcleo urbano de Benicàssim se encuentran la ermita del Carmen, con su impresionante Portería y la de San Elías. Si te gusta hacer senderismo el Parque Natural del Desierto de las Palmas en las inmediaciones de Benicàssim es el lugar perfecto para realizar excursiones. Presenta innumerables rutas de senderismo que se pueden acomodar a cualquier nivel, desde iniciación hasta niveles más exigentes. Las vistas a Benicàssim y al mar desde la serranía son impresionantes. 

Al pie del monasterio Carmelita, el restaurante Desierto de las Palmas posee unas vistas panorámicas espectaculares y una buena relación calidad precio.

Oropesa del Mar

En esta población costera convive el casco antiguo de la ciudad con un colosal desarrollo urbanístico destinado al turismo. En la zona más tradicional se reúnen los principales puntos de interés de esta población de origen musulmán. Entre ellos se encuentra el Castillo, construido en el siglo XI por los musulmanes.

En Oropesa destaca por su belleza la playa de la Concha, que recibe el nombre por la forma de su bahía, que la protege de corrientes y vientos. De oleaje tranquilo, es una playa adaptada para personas con movilidad reducida y en ella se pueden realizar un gran número de actividades. Un paseo marítimo bordea la playa hasta el puerto deportivo, y conduce al faro y a otras calas más pequeñas y menos concurridas. Desde la zona más alta del paseo del faro, al que se puede acceder por coche a través de una empinada calle, se puede disfrutar de unas espléndidas vistas.

En la zona de la Concha se concentran las tiendas, restaurantes y heladerías. Entre los restaurantes de esta zona destaca el restaurante EL Chulvi, excelente lugar para comer paellas con muy buena relación calidad-precio, horario ininterrumpido y una amplia terraza con vista al mar. 

Peñíscola

Conocida sobre todo por su Castillo Templario, antigua residencia del Papa Luna, y por sus murallas medievales, a Peñíscola se le apoda la Ciudad en el Mar. En 1972 Peñíscola fue declarada Área de Conservación Histórica y en octubre de 2015 fue lugar de rodaje de Juego de Tronos. Anteriormente se habían rodado allí también otras películas, como El Cid, y desde 2008 tiene su propio festival de cine.

A 64 metros sobre el mar azul, el castillo y las murallas envuelven sinuosas calles empedradas recuerdo de siglos pasados y salpicadas de pequeñas tiendas. Desde estas históricas calles del casco antiguo de Peñíscola, se puede disfrutar de las impresionantes vistas sobre el mar.

La playa más conocida de Peñíscola es Playa Norte, 5 kilómetros de arena fina, a partir del castillo del Papa Luna, en dirección a Benicarló. Si buscas un entorno más natural, al sur, en dirección a Alcossebre se encuentra el Parque Natural de la Sierra de Irta, un espacio natural protegido​​ entre acantilados y recónditas calas, no siempre de fácil acceso, en el que se unen montaña y playa.  Cala Pebret, es una de las pocas playas de arena en la zona, adecuada para hacer snorkel. A media hora de Peñíscola se llega fácilmente en vehículo por camino de tierra. 

Vinaroz

Como muchos de los lugares de la provincia de Castellón, Vinaroz no ha sido invadido por las multitudes que abarrotan otros lugares del Mediterráneo. Una buena opción para los que buscan buenas playas y un agradable paseo marítimo, para pasear y ver el mar.

La principal playa de Vinaroz es la Playa del Fortí, situada junto al casco histórico de la ciudad. Con unos 200 metros de largo y 40 metros de ancho, está cerca de muchos bares y restaurantes y  se accede a ella desde el paseo marítimo. Cuenta con todos los servicios y es una playa accesible para personas de movilidad reducida.

Si buscas una playa más natural, en la zona norte se encuentra la Cala de La Foradada. De fácil acceso gracias a sus escaleras, esta cala destaca por la forma de sus acantilados y por sus aguas cristalinas, ideal para hacer snorkel. Al ser una playa de piedras se recomienda llevar escarpines o cangrejeras.

Para comer en Vinaroz te recomendamos La Carabassa. Con menús degustación realmente buenos ofrece también carta, con platos como la milhojas de berenjena o el tempura de sepia, sabroso postres y buena relación calidad-precio. 

Modernismo Valenciano - Tinglados

Y una recomendación final: si de ida o regreso pasas por Valencia te recomendamos que visites algunos de los ejemplos más destacados del Modernismo valenciano. Aunque forma parte de un movimiento que dominó Europa a principios del siglo XX, conocido como Art Nouveau, en la Comunidad Valenciana adquirió características propias, lo que lo convierte en un estilo único, digno de ver. Algunas obras maestras del modernismo valenciano son el Mercado Central de la ciudad de Valencia y los Tinglados, en el puerto de Valencia, edificios industriales construidos en la remodelación del puerto en el siglo XIX, gracias a la pujanza económica promovida por la exportación de naranja a Inglaterra.

No deberías abandonar Valencia sin visitar Alboraya, una población tan cercana a Valencia que parece parte de la misma ciudad, y que cuenta con el honor de ser la cuna de la horchata. Una de las horchaterías más emblemáticas de la ciudad, ubicada en la Avenida de la Horchata, es Horchatería Daniel, que elabora esta bebida de manera 100% artesanal desde 1949. Se puede tomar acompañada, si se desea, por fartons, postre creado por el abuelo de los actuales responsables de la horchatería para acompañar la artesanal bebida. Tanto la horchata como el resto de postres elaborados en Horchatería Daniel son de calidad superior. No hay más que ver en su libro de firmas la gran cantidad de visitantes ilustres que se han acercado hasta aquí para degustar esta tradicional bebida valenciana.

Alboraya-Horchata Daniel

Castellón está lleno de lugares con encanto sin tener la masificación de otros destinos turísticos de la costa española. Esta provincia es un punto de partida ideal para disfrutar de la costa mediterránea y recorrer sus rincones tanto si se busca playa como montaña.