Te sorprenderá lo fácil que es hacer este pudin de semillas de chía con sencillos ingredientes. Y si te gusta la gelatina, la variante de esta receta que te explicamos más adelante hará las delicias de grandes y pequeños.

Este pudín de chía con arándanos sustituye la leche por leche de coco y es idóneo para hacer parfaits, un postre helado similar a la bomba. Se puede preparar con antelación para la semana.

La chía absorbe hasta 10 veces su peso en líquido, formando una sustancia similar a un gel. Esto la hace maravillosa para espesar pudins y batidos. 


INGREDIENTES

  • 1 lata (387 gr. aprox.) de leche de coco light
  • 6 cucharadas de semillas de chía
  • 1/4 taza de agua

Si no consigues leche de coco light puedes usar leche de coco entera y agregar 1/2 taza de agua adicional a la leche de coco. Es recomendable utilizar leche de coco light para esta receta de pudin de chía porque le da la textura perfecta.

Esta receta se elabora sin azúcar porque los arándanos son lo suficientemente dulces. En caso de querer endulzarlo más, añade azúcar a tu gusto.


Ingredientes para la salsa de arándanos

  • 1 taza y media de arándanos (frescos o congelados)
  • 2 cucharadas de agua


Paso 1: Mezclar y enfriar

Vierte la leche de coco light, el agua y las semillas de chía en un recipiente grande. Mézclalos. Enfría el pudin de semillas de chía en la nevera durante al menos 6 horas, preferiblemente durante toda la noche.

Paso 2: Hacer una salsa de arándanos

Coloca los arándanos y el agua en una cacerola a fuego medio. A continuación, permite que los arándanos comiencen a estallar por el calor. Aplasta los arándanos y reduce el calor a medio-bajo. Cocina a fuego lento la salsa de arándanos durante 10 minutos removiendo con frecuencia y retírala del fuego.

Paso 3: Combinar


Por último, combina el pudin de semillas de chía refrigerado y la salsa de arándanos. Puedes consumirlo en el momento o envasar y almacenarlos en la nevera.


VARIANTE: Pudding de semillas de chía, leche de coco y arándanos con gelatina


Esta receta se enriquece con las proteínas de la gelatina, cargada de colágeno, por lo que es muy nutritiva. Hay tres tipos de gelatina y su riqueza nutritiva varía en función de su origen.


Base de gelatina:

  • 1 sobre de gelatina de fresa o frambuesa
  • 250 ml de agua hervida (1 vaso)
  • 250 ml de agua fría (1 vaso)
  • azúcar (opcional)

Para la preparación de la gelatina solo debes disolver el contenido de un sobre de gelatina con 250 ml de agua recién hervida. Mientras estás batiendo, agrega 1 vaso de agua fría y azúcar a tu gusto.

Después que la mezcla esté lista, vierte la gelatina en los vasos para que quede una capa de 1-2 cm. aproximadamente como base. Llévalos a la nevera y déjalos allí durante unas ocho horas, para lograr que la gelatina compacte. 

Una vez que la gelatina esté solida vierte el pudin, que previamente has preparado y dejado enfriar, y decora con arándanos, salsa de arándanos y frutas del bosque. 

¡A disfrutar!


Te puede interesar:



FOTO: Margaret Jaszowska / Unsplash