Hay más de 40 variedades de manzanas y todas tienen un perfil diferente. Algunas son dulces y otras son ácidas, unas son crujientes y otras son harinosas, así que, a la hora de hacer un postre, es razonable que surja la duda: ¿Qué manzana se utiliza para la tarta de manzana? ¿Cuál dará el mejor resultado después de un tiempo en un horno caliente?.

Para que una tarta de manzana tenga éxito, la firmeza después de hornear es tan importante como el sabor. El objetivo es encontrar el equilibrio entre el crujido y la suavidad, la dulzura y la acidez. 

Estos son nuestros consejos para seleccionar la variedad que te asegurarán el éxito en tu postre favorito.

Mejores manzanas firmes-ácidas


REINETA


La reina de las manzanas, una fruta fragante de tamaño medio, es la elección perfecta para hacer pasteles. Esta manzana de sabor agridulce tiene una gran longevidad y, aunque la piel se arrugue, su sabor tiende a intensificarse. Es perfecta para pastelería.

Manzana reineta Canadá gris


Josep Maria Rodríguez Guerola, Campeón del Mundo de Pastelería 2011 y uno de los mejores reposteros en la actualidad, nos desvela el truco para su celebrada Tatin de manzana:

«En la Pastisseria Barcelona utilizamos la variedad manzana reineta o Canadá gris para hacer la Tatin, ya que nos aporta una textura muy agradable en boca.

Este tipo de manzana aguanta muy bien la cocción y mantiene la forma. La manzana después de cocerla al horno con el caramelo queda con textura cocida, caramelizada y muy buena pero sin ser puré».

Está en los puestos desde noviembre hasta finales de marzo.


Granny Smith


La clásica manzana verde es firme, ligeramente ácida y, sin duda, una de las mejores manzanas para tarta de manzana. Mantienen su forma mientras proporcionan un equilibrio perfecto a los ingredientes dulces.

Manzana Granny Smith

Si te gusta la textura pero quieres un sabor más dulce, prueba a mezclarlas con algunas de las manzanas más dulces de esta lista.

Está disponible en supermercados durante todo el año.


Pink Lady

Las manzanas Pink Lady son un acompañamiento perfecto en repostería, ya que mantienen su forma y no se desintegran cuando se hornean. Ligeramente crujiente y con un punto de acidez, pero dulce cuando se hornea, esta manzana es la compañera perfecta de un pastel.

Manzana Pink Lady

Además, como es crujiente y no demasiado dulce, es la manzana preferida para hacer un buen crumble de manzana, que no sabe demasiado a azúcar, y que se integra bien con todos los sabores una vez que la cocción está terminada.

Mejores manzanas firme-dulces


Golden


Esta suave variedad sabe mejor cuando se combina con sabores más audaces. Es una de las manzanas más populares y se puede encontrar en cualquier supermercado.

Golden delicious


Esta manzanas amarillas brillantes tienen una textura harinosa y un sabor no demasiado dulce, no demasiado ácido. El calor del horno potencia su dulzura y adquiere notas de miel. Golden Delicious se descompone con el calor y pierda su forma más que otras manzanas, así que no la uses si esperas trozos firmes de manzana. Sin embargo, es absolutamente perfecta en recetas más suaves como la compota.

Royal Gala 


Esta manzana es un clásico. Crujiente, jugosa y con alto contenido en azúcar, a los niños les encanta. 

Royal Gala


La Royal Gala suele emplearse bastante en repostería y es la manzana adecuada para el delicioso strudel de manzana.

Qué manzanas no usar para hornear

Las manzanas McIntosh son una opción popular en la cocina, pero nuestro consejo es no usar McIntosh en la tarta de manzana. Las manzanas McIntosh no aguantan bien el calor, desmoronándose mucho antes de que la tarta se termine de cocinar. 

Manzana McIntosh

Si te gusta el sabor de las McIntosh pero quieres que tu relleno tenga algo de cuerpo, combínalas con una variedad más firme como Pink Lady. Tendrás unas rodajas de manzana agradables y tiernas suspendidas en una deliciosa crema.

Receta de tarta de manzana 

(la más sencilla y muy rica)

  INGREDIENTES

  •    1 kg. de manzanas
  •    15 cucharadas soperas de azúcar
  •    10 cucharadas soperas de leche
  •    8 cucharadas soperas de harina
  •    3 huevos

  
PREPARACIÓN

Se pelan las manzanas y se reserva una. Se trocean y se añaden el resto de los ingredientes y se bate todo bien. Se vierte en un molde que previamente se ha untado con mantequilla y se ha espolvoreado con harina. Se cubre con la manzana en forma de medias lunas.

Se deja cocer en el horno (que previamente hemos puesto a calentar a 180º ) durante 45 minutos aproximadamente.

Cuando se saque del horno se cubre de  mermelada. También se puede cubrir con un almíbar ligero.

Fácil y muy rica.

¡Que disfrutéis!



Te puede interesar:





FOTO: Asya Vlasova / Pexels