En lugar de ir a la heladería más cercana para comprar un helado, mete la mano en tu congelador y saca un refrescante polo casero. Todo lo que necesitas para esta receta son fresas (puedes sustituirlas por frambuesas), limonada y un poco de azúcar. Una receta natural y más sana que muchos helados comerciales. Y con solo 10 calorías por polo.


Ingredientes

100 g de fresas congeladas

100 g de frambuesas congeladas

400 ml de limonada normal ( 1 vaso y medio aprox.)

2 cucharadas de azúcar, preferiblemente de caña.

Pon todos los ingredientes en una batidora y bate hasta que se mezclen bien. Viértelos en moldes de paletas y congélalos hasta que estén sólidos. Aproximádamente 3-4 horas después estarán congelados.

¡A disfrutar!


Y si te apetece una bebida refrescante para sofocar el calor del verano, te recomendamos estas deliciosas recetas de refrescos naturales

FOTO: Daniel Oberg/Unsplash