El corazón es realmente el órgano más asombroso del cuerpo. Si tu ritmo cardíaco promedio es de 75 latidos por minuto, tu corazón late aproximadamente 4.500 veces por hora, 108.000 veces al día y más de 39 millones veces al año. Ante el gran trabajo que realiza el corazón te puedes plantear: ¿cómo puedo ayudarle? Una buena manera es asegurarte de que tu circulación está en buen estado.

La buena circulación depende de una serie de factores: sangre saludable que puede transportar eficazmente oxígeno y nutrientes a las células, un corazón fuerte, capaz de bombear eficientemente esta rica sangre a todas las extremidades y órganos del cuerpo, presión arterial normal y vasos sanguíneos no obstruidos.

Se recomienda comer alimentos variados para obtener los nutrientes que el cuerpo necesita, sin embargo, hay algunos alimentos que son mejores que otros para mantener un flujo sanguíneo saludable. Estos son los alimentos que te pueden ayudar a mejorar tu sistema circulatorio.

 

Salmón

Filete de salmón crudo

 

El salmón, pero también las sardinas, el arenque, la trucha, el atún blanco o la caballa son ricos en ácidos grasos omega-3 que tu cuerpo no produce, pero que son esenciales para la salud. La Sociedad Española de Cardiología y la American Heart Association recomiendan comer pescado azul dos veces a la semana. La investigaciones demuestran que una deficiencia de ácidos grasos omega-3 produce una circulación deficiente. Siempre que sea posible elige salmón salvaje cuando vayas a comprar.

 

Chocolate negro

Si te sientes culpable por comer chocolate negro, no lo hagas. El chocolate negro ayuda a tu cuerpo a producir óxido nítrico, que juega un importante papel en la protección de las venas y del corazón. El cacao, además, está cargado de antioxidantes que ayudan a controlar la tensión, el colesterol y ayuda a mejorar el flujo sanguíneo. Es recomendable comer chocolate negro que tenga al menos un 70 % de cacao.

 

Cúrcuma

Cúrcuma en polvo

 

La cúrcuma, llamada también “el oro de las especias”, es un gran aliado para mantener las arterias destapadas y mejorar la circulación. Sin embargo, la cúrcuma es una sustancia difícil de absorber por nuestro cuerpo. En realidad, se absorbe pobremente a menos que se mezcle con bioperina, un compuesto que se encuentra en la pimienta negra. La solución: comer curry una vez por semana, que tiene pimienta negra y cúrcuma.

 

Nueces

Hay dos nutrientes en las nueces que los convierten en un gran alimento para mejorar la circulación: el magnesio y la arginina. El magnesio ayuda a las arterias a relajarse para que puedan expandirse y contraerse. La arginina aumenta la producción de óxido nítrico, que como hemos mencionado protege el corazón al ayudar a las arterias a dilatarse. Sus grasas saludables lo convierten en un excelente tentempié cuando el hambre aprieta entre horas .

 

Coles de Bruselas

 

Las coles de Bruselas y otros alimentos con alto contenido de vitamina C, como la naranja, el brócoli, frutos del bosque y la guayaba contribuyen a mejorar los problemas de circulación. La vitamina C actúa como antioxidante en las células de revestimiento de nuestras arterias, lo que ayuda a su dilatación y, por lo tanto, ayuda al flujo sanguíneo. La vitamina C es esencial para la formación de colágeno, que hace que las paredes de los vasos sanguíneos sean elásticas.

 

Semillas de calabaza

Las semillas de calabaza son una fuente de vitamina E que permite que la sangre fluya libremente y al tiempo que previene los coágulos de sangre. Al igual que las nueces, las semillas de calabaza proporcionan grasas monosaturadas saludables y una variedad de minerales, como potasio y magnesio, esenciales para más de 600 procesos corporales, entre los que se encuentran mantener los vasos sanguíneos sanos y el corazón bombeando con fuerza.

 

Zumo de remolacha

 

Los atletas suelen tomar zumo de remolacha porque es una bebida rica en nitratos que ayudan a aumentar el flujo sanguíneo y a oxigenar más rápidamente los músculos. Los investigadores han descubierto que beber 500 ml de jugo de remolacha al día puede bajar significativamente la tensión en personas con presión arterial alta y mejorar el rendimiento en pacientes que experimentan dolor en las piernas al caminar.

Rábanos

Son usados con frecuencia como un aderezo, sin embargo, es un alimento que ofrece gran cantidad de beneficios para la salud. Los rábanos son ricos en minerales, incluido el potasio, que ayudan a normalizar la presión arterial y a mantener la circulación sanguínea bajo control. Los rábanos son, además una buena fuente de antocianinas, los flavonoides responsables del color rojo de este alimento. Estos pigmentos actúan sobre los vasos sanguíneos reduciendo el riesgo de enfermedades cardíacas. Los rábanos juega también un importante papel en la generación de colágeno, que como hemos dicho  dan flexibilidad a los vasos sanguíneos.

 

Guindilla o Pimienta de Cayena

Guindillas

 

La guindilla, también conocida como pimienta de Cayena, es muy apreciada por su capacidad para estimular la circulación y aumentar la acción cardíaca. La capsaicina, el componente activo de los pimientos picantes, mejora la salud cardíaca de dos maneras: reduce los niveles de colesterol y bloquea la acción de un gen que hace que las arterias se contraigan, lo que permite que más sangre fluya a través de los vasos sanguíneos.

 

Ajo

El ajo es un alimento eficaz para bajar la tensión alta y mejorar la circulación. Un componente clave del ajo, la alicina, que ayuda a las arterias a dilatarse lo que repercute en una tensión sanguínea más baja. El único problema es que la alicina se degrada rápidamente por el calor, así que si deseas maximizar su beneficio tendrás que comerlo crudo. Si tienes que cocinarlo, usa fuego lento y trata de no tenerlo en la sartén más tiempo del necesario.