Hubo una época en la que los productos de higiene íntima femenina eran a base de algodón. Algo lógico, se podría pensar, ¿qué otro material puede estar durante horas en contacto con la piel sin irritar? Pero un día alguien decidió introducir en el mercado productos revestidos de plástico. A partir de ese momento, encontrar artículos  respetuosos con el cuerpo de la mujer se convirtió en una tarea titánica. Por suerte no todos los fabricantes son iguales y hoy se pueden encontrar productores que tienen en cuenta la salud femenina. Como Cohitech, una firma que ofrece productos para la higiene íntima de la mujer, tales como compresas, protegeslips, y tampones elaborados con algodón natural y ecológico.

Cohitech nació en el año 2006 de la mano de Ramón Vendrell, actual CEO, que trabajó anteriormente como director comercial de una empresa que distribuía algodón a farmacias. “Estando en contacto con matronas y ginecólogos nos dimos cuenta que entre un 10-15% de las mujeres que acuden a estos especialistas padecen irritaciones, picores y alergias, en muchos casos causados por el uso de productos de higiene femenina fabricados con materiales no naturales como plásticos en contacto con la piel, celulosa, perfumes, viscosa, superabsorbentes, etc. que muchas mujeres con pieles sensibles no toleran” afirma Laura Marin, Responsable de Marketing y Comunicación de Cohitech. 

Y es que resulta sorprendente que un producto diseñado para estar un gran número de horas en contacto con la piel femenina esté compuesto de tal cantidad de materiales sintéticos. Según informa Women’s Environmental Network el 90% de una compresa convencional es plástico. Un 6% en caso de los tampones. Pero eso no es todo. Las compresas y tampones convencionales contienen además una gran variedad de productos químicos nocivos. A lo largo de su vida las mujeres utilizan un promedio de 12.000 artículos de higiene íntima, lo que las lleva a estar más expuestas a los peligros del plástico que los hombres. 

Pero no solo las mujeres entran en contacto con más frecuencia con productos que contienen microplásticos y contaminantes, el cuerpo femenino también reacciona con mayor sensibilidad al plástico. El daño a la salud lo pueden causar productos químicos que modifican el comportamiento de las hormonas, los llamados disruptores hormonales. Así se desprende del estudio “Atlas del Plástico”, publicado en Alemania.

Las compresas y tampones convencionales pueden contener bisfenol hormonalmente activo A (BPA) y bisfenol B (BPS), ambos considerados disruptores hormonales. La Unión Europea incluyó en 2017 el bisfenol A (BPA) en la lista de “sustancias altamente preocupantes” por su capacidad de alterar el equilibrio hormonal.

En este sentido, los expertos, recomiendan productos elaborados a base de materiales naturales orgánicos, como la línea Masmi Natural Cotton que ofrece Cohitech, una gama de productos para la higiene femenina elaborados con algodón ecológico certificado.

BENEFICIOS DEL ALGODÓN ORGÁNICO

El algodón orgánico es una fibra natural con unas excepcionales características para la higiene femenina. La mucosa vaginal es una de las mucosas del cuerpo que absorbe los químicos en mayor cantidad y más rápidamente, por lo que el algodón ecológico u orgánico es la materia prima más recomendada para esta parte del cuerpo. El algodón ecológico ha sido cultivado sin la utilización de pesticidas ni herbicidas químicos y por ello ayuda a reducir el riesgo de alergias y otras enfermedades relacionadas con el uso indebido de productos químicos y sintéticos. 

La ausencia de plásticos en los productos de Masmi Natural Cotton y de residuos tóxicos en su algodón hace que esta línea de productos de higiene íntima sea más saludable, suave y beneficiosa para la piel que artículos convencionales similares. Compresas, tampones, protegeslips, compresas de maternidad y discos de lactancia, integran esta línea, que además ofrece otros productos en algodón ecológico tales como bastoncillos, discos y cuadrados de desmaquillar, toallitas húmedas íntimas, de desmaquillar y para bebé. Completa la gama el gel íntimo ecológico, enriquecido con extracto de caléndula, con propiedades antiinflamatorias y anti-enrojecimiento. Todos estos productos se pueden comprar en tiendas naturales.

Masmi Natural Cotton - algodón orgánico

A LA VANGUARDIA DE LA INNOVACIÓN 

Acreditada en 2015 con el sello PYME INNOVADORA, otorgado por el Ministerio de Economía y Competitividad, Cohitech ha demostrado que se mantiene a la vanguardia de la innovación. Desde la admisión de las materias primas en su estado natural, hasta su procesado por máquinas fabricadas por la propia empresa, todo está minuciosamente supervisado para dotar a sus productos de la máxima calidad. El esfuerzo realizado, su compromiso con el bienestar femenino y su preocupación por el medio ambiente ha sido reconocido por las consumidoras, lo que ha llevado a la empresa a un rápido desarrollo.

“Comenzamos esta andadura con sólo 3 personas. Con los años y mucho esfuerzo hemos ido creciendo tanto a nivel de personal, como de facturación y presencia en el mercado. Actualmente en Cohitech trabajan unos 100 trabajadores y contamos con presencia en más de 42 países de todo el mundo”, explica Laura Marin. 

COHITECH CONTRIBUYE CON EL MEDIO AMBIENTE

El problema del plástico ya no es algo que nuestra sociedad pueda ignorar. Los plásticos de un solo uso están degradando nuestro planeta. 12,7 millones de plástico entran al océano cada año. El 49% son plásticos de un solo uso, como el de los tampones. En el año 2018 se vendieron 17.400 millones de tampones en el mundo. El plástico de los tampones se podría reciclar, pero por razones sanitarias no se hace y terminan en vertederos en cantidades literalmente industriales. Las partículas plásticas que llegan al mar terminan en los estómagos de las criaturas marinas y, en última instancia, también llegan a nuestros cuerpos. 

Al eludir el plástico en sus productos y sustituirlo por algodón orgánico Cohitech contribuye a reducir el impacto ambiental. El algodón ecológico, al ser cultivado sin la utilización de pesticidas ni herbicidas químicos, no solo es beneficioso para nuestra salud, sino también para el medio ambiente. Su plantación, cultivo y recolección se realiza de manera natural, sin hacer un uso desmedido del agua ni sustancias contaminantes. El abuso de estos productos en la agricultura industrial ha degradado suelos y contaminado aguas de numerosas partes del planeta. Las plantaciones de algodón convencional ocupan el 3% de la superficie cultivada del planeta, pero consumen el 23% de los insecticidas usados en el mundo y produce alrededor de un 46% más de CO2 en comparación con el algodón orgánico.

Colonia Textil 'Colonia La Rabeia'

En la fabricación de sus productos Cohitech recurre, además, a energías renovables. “Nuestras instalaciones se encuentran en un entrañable paraje, en una antigua colonia textil: Colonia La Rabeia, en Balsareny, Barcelona, donde se elaboran todos los productos. En nuestras instalaciones se conserva una central hidráulica donde todavía a día de hoy se genera electricidad a través del agua del río”, explica Laura Marin.

Los productos Cohitech han sido certificados como ecológicos por ICEA bajo normativa GOTS y COSMOS ORGANIC. Además, son veganos, no incluyen ingredientes de origen animal y no han sido testados en animales.

COMPROMISO SOCIAL

Desde sus comienzos Cohitech ha optado por garantizar los derecho de los trabajadores en toda la cadena de producción, desde el cultivo del algodón en India, Pakistán, etc. hasta la fabricación final en sus instalaciones: salarios justos, medidas de protección y seguridad, derecho de representación, etc.

La normativa GOTS, norma líder en el procesamiento de textiles orgánicos que certifica los productos Cohitech no solo confirma que las fibras se cultivan orgánicamente, sino también que las condiciones de trabajo son justas y el salario de los trabajadores está garantizado.

Cohitech colabora con entidades sociales, ONGs, etc. para dar acceso a este tipo de producto a mujeres en situaciones más desfavorecidas a través de donaciones de artículos sanitarios, como la reciente entrega de tampones, compresas y protegeslips a la ONG Banco Farmacéutico.

En definitiva, el algodón orgánico es hipoalergénico, y más suave y resistente que el algodón convencional. Pero además protege el ecosistema. El algodón orgánico es una opción sostenible y respetuosa con el medio ambiente frente al algodón convencional. Al comprar los productos de algodón orgánico de Masmi Natural Cotton estás cuidando la salud de los seres humanos, animales y recursos naturales en todo el mundo. Si aún no lo has probado, no te lo pienses dos veces, mima tu cuerpo y apuesta por el planeta.


MÁS INFORMACIÓN: Masmi Natural Cotton / Cohitech


FOTOS: Sarka Jonasova – Cohitech