En los momentos difíciles, en los que hay que permanecer aislados en casa, privados del contacto social cotidiano, es necesario establecer formas de preservar la salud y el bienestar mental.

Para hacer más llevadero el reto hemos entrevistado a tres psicólogos, que han compartido con Vitalísima sus estrategias y dinámicas cotidianas para hacer frente a ésta y a cualquier otra situación que ponga a prueba los nervios del más templado. A cada uno le hemos planteado las mismas preguntas y cada uno nos ha dado su visión personal de cómo afrontar este situación.

Comenzamos con Tomás Navarro. Psicólogo, consultor y escritor, Tomás Navarro tiene una amplia experiencia en el área de resiliencia y bienestar. Interesado en la divulgación de la psicología, es autor de varios libros, entre ellos, Yo soy asi (y no me importa), Fortaleza emocional y Wabi Sabi, aprender a aceptar la imperfección. Colabora, además, con diferentes medios de comunicación.

Consejos de bienestar mental en aislamiento


¿Cómo es tu dinámica diaria en estos días de aislamiento?

Tengo dos dinámicas diferentes, una es entre semana y otra es en fin de semana. Entre semana tenemos unas rutinas marcadas en familia, un espacio dedicado a trabajar, un espacio para hacer ejercicio en familia, comer juntos, luego por la tarde vuelvo a trabajar un rato y sobre las 6 o las 7, esto es flexible, hacemos talleres en familia, manualidades, algo de estudio si ha quedado pendiente durante el día o vemos alguna película y la comentamos, tipo cinefórum, preparamos la cena y jugamos juegos de mesa, nos encantan los juegos de mesa.

El fin de semana es más abierto y más lúdico, yo hago la tarea de casa y luego jugamos, leemos en conjunto, las actividades son generalmente en familia. Tenemos un tiempo, una burbuja, yo para mí, mi pareja para ella y mi hija para ella, que las encajamos en diferentes momentos del día.

“Mi consejo es que te hagas una planificación, pero que seas flexible, que incluyas actividad física y que te cuides, tanto a nivel físico como emocional”. tweet

¿Qué recomiendas hacer en estos días?

Estos son días de mucha tensión, en los que mucha gente se plantea expectativas muy elevadas y quieren hacer muchas cosas que no han hecho en su día a día, pero lo cierto es que en ocasiones acabas teniendo más trabajo. Por otro lado, la misma tensión provoca que no te puedas concentrar de la misma manera y que pasen las horas con la sensación de que estás procrastinando y no avances, así que mi consejo es que te hagas una planificación, pero que seas flexible, que incluyas actividad física y que te cuides, tanto a nivel físico como emocional.

Es importante cuidar la comida, descansar, ponerte unos límites: para ver las series, para leer… y que puedas irlos cumpliendo, con flexibilidad. Si un día estás agobiado te puedes levantar un poco más tarde, no pasa nada. También es importante tener momentos de privacidad, y eso incluye a cada miembro de la familia, y seguir manteniendo los lazos de comunicación con las personas queridas que están más lejos

“Puedes mirar las noticias al mediodía y por la noche, de fuentes fiables, que no sean alarmistas, y luego desconectas, porque si no genera mucha ansiedad” tweet

¿Qué recomiendas NO hacer en estos días?

Cuando sentimos ansiedad tenemos tres tipos de conducta: impulsivas, compulsivas o dubitativas. Una conducta compulsiva que mucha gente tiene es consultar las noticias continuamente. No. Puedes mirar las noticias al mediodía y por la noche, de fuentes fiables, que no sean alarmistas, y desconectas, porque si no genera mucha ansiedad. Luego hay otras compulsiones, como comer compulsivamente, hay que controlarlo, y sobre todo, no hay que olvidarse que necesitamos controlar nuestro cuerpo, con actividad física, moderada, adecuada a nuestro nivel y con una alimentación sana.

“Todo aquello que te provoque bienestar debes dosificarlo, no dejarlo para el fin de semana, sino incluirlo en el día a día”. tweet

¿Utilizas algún recurso especial que te ayude a sobreponerte en momentos de desánimo?

Todo lo que tenga una persona que le genere bienestar debe tirar de ello, por ejemplo, hablar con una persona querida que te genera una sonrisa, leer… A mí, por ejemplo, me gusta mucho la montaña, vivo en un pueblo de montaña y paso horas trabajando en la terraza, en el balcón o en el jardín, disfrutando del ambiente. Todo aquello que te provoque bienestar debes dosificarlo, no dejarlo para el fin de semana, sino incluirlo en el día día a día.


Más información sobre Tomás Navarro

http://www.tomasnavarro.es/

Si quieres activar emociones más eficientes, el psicólogo Jose Fernández Sánchez te explica cómo hacerlo



Foto: Andrea Piacquadio