La libre recreación del pasado a través de las vidas ajenas puede generar suspicacia. La ficción es tan poderosa que lo que al final queda no es la realidad de los hechos, sino como éstos son contados. Pero una buena ficción biográfica nos ayuda a acercarnos a personajes reales, a profundizar en su historia y a entender mejor las razones por las que tomaron las decisiones que tomaron. Como en el caso del último libro del periodista y escritor Martín LLade, Lo que nunca sabré de Teresa. En su obra, Martín LLade combina la extensa investigación realizada en torno a la actriz inglesa Teresa Anne Savoy con la intuición, la comprensión, la delicada interpretación de los hechos y circunstancias que marcaron su personalidad y su vida.

Teresa Anne Savoy fue un caso singular en el cine italiano de los años 70. Extranjera, afincada en la comuna hippie de Terrasini (Sicilia), y sin dominar el italiano, logró hacerse un hueco en la industria cinematográfica del momento.

Una vida fuera de lo común

«Cuando muere siento la necesidad de contar su historia. Siento que ella había sido olvidada hacía mucho tiempo y que verdaderamente tenía una vida fuera de lo común. Nacida en una familia católica en Londres, se escapa a los 16 años de casa con un chico al que acababa de conocer para ir a una comuna hippie. La descubre Alberto Lattuada, que fue el que dio su primera oportunidad a Fellini y a Silvana Mangano… Antonioni quiso hacer una película con ella… Fue portada de Playboy… Es una persona que a todas luces tenía los elementos para tener una carrera más brillante, inteligente e interesante, pero, primero por su propia forma de ser y, segundo, por la época, se volatilizó con muchísima rapidez», dice Martín Llade.

Una carrera en la que con 21 años ya era un sex symbol internacional y que quedó marcada por sus comienzos: unas fotos tomadas por la persona que la había llevado a la comuna, un fotógrafo cazatalentos y la persona en la que ella más confiaba.

«Un colaborador de mi programa, Pablo Romero, vivió en Italia y conoció a toda la pandilla de la comuna. A ella solo la vio una vez y no habló con ella, pero tenía, por supuesto, muy mal concepto de la persona que la trajo a la comuna y que le hizo fotos desnuda para lucrarse con ello», señala Martín Llade.

La actriz Mónica Vitti, expresó su frustración por los limitados roles de las mujeres en el cine italiano, donde aparecían sobre todo como amantes. El gran cineasta italiano Michelangelo Antonioni denunció en 1960 la obsesión de la «mirada masculina» erótica que definía como «la enfermedad emocional de nuestro tiempo». Recientemente, a través el movimiento «Me too» se ha empezado a descubrir el acoso que ha habido a muchas mujeres en el mundo del cine y de otras artes. «Inevitablemente ella era una de estas víctimas de la cosificación sexual. En aquella época no se consideraba así, se consideraba liberación sexual, pero en realidad era solo liberación sexual del hombre, el punto de vista de las películas era para el placer masculino», destaca Llade.

Una intensa investigación

Lo que nunca sabré de Teresa es el resultado de una exhaustiva investigación. Recortes de revista, cintas de VHS, búsqueda en internet…. Realidad fundida con ficción, reconocida abiertamente por Martín Llade al declarar en el libro «esta parte es inventada, porque no la conozco». Una ficción que, ante todo, se mantiene fiel al contexto emocional de su personaje. 

Otros aspectos, en cambio, el autor ha decidido no mencionarlos: «Hay detalles de su vida que sí conozco, pero que no los he incluido porque contenían aspectos íntimos que atañen a su familia, su ex-marido y sus hijos, y yo no quería hacer sensacionalismo de ella, que es lo que toda la vida se ha hecho». 

Un libro ameno, ágil, que atrapa y te adentra en la dinámica del cine italiano de los 70.

Una reconstrucción honesta, respetuosa, intuitiva, en forma de novela, de la vida de Teresa Anne Savoy, cuya biografía se entremezcla a ratos con la del propio autor, para dejarnos ver el por qué de su fascinación por esta actriz, un nombre menor en el mundo del cine, pero una historia que merece la pena ser contada. 

«Las pequeñas historias nos ayudan a conocer épocas: A través de la historia de Teresa Anne Savoy descubrimos además los últimos años del movimiento hippie, la comuna de un conocido gurú de la India, los estertores del cine italiano…» explica Martín LLade

Un libro que rescata el valor de las historias ignoradas. Un libro que busca «reivindicar a una mujer desconocida y examinarla con una nueva luz».


Te puede interesar



FOTO: Nélida Jiménez