Nélida Jiménez

La moringa en polvo tiene dos grandes ventajas: está llena de antioxidantes y es inusualmente nutritiva, por lo que ofrece miles de beneficios. Además, puede ser especialmente útil para las mujeres que necesitan más hierro y calcio. Por su alta cantidad de proteína es especialmente beneficioso para los atletas, a los que ayuda a ganar masa muscular y a recuperarse del estrés oxidativo.  Si quieres saber dónde comprar moringa de calidad visita nuestro directorio.

La moringa, originaria de la India, se considera la planta más rica en nutrientes del planeta. Las hojas de la moringa han sido consumidas en Asia como un alimento saludable durante miles de años. Es fuente de proteínas de alta calidad y tiene un gran valor nutricional y medicinal. De hecho, es la planta con mayor contenido de calcio. 

Las hojas de la moringa tienen un gran contenido en nutrientes, pero una vez desecadas su contenido en micronutrientes es aún mayor: 10 veces la vitamina A de las zanahorias, 17 veces el calcio de la leche, 15 veces el potasio de los plátanos, 25 veces el hierro de las espinacas y 9 veces la proteína del yogur. Además, la moringa tiene alta capacidad antioxidante.

La moringa ha sido utilizada desde la antigüedad en la sociedad romana, griega, egipcia, e india. Los reyes y reinas incluían las hojas y frutos de la moringa en su dieta para mantener alerta mental y la piel sana. Los antiguos guerreros de la India eran alimentados con extracto de hoja de moringa cuando iban al frente. Se creía que la bebida les añadía energía y les aliviaba del estrés y el dolor sufrido durante la guerra. Hay que decir que estos fueron los soldados que derrotaron a Alejandro Magno. 

Beneficios de la moringa

Los estudios han demostrado que la moringa proporciona una combinación rica y única de nutrientes, aminoácidos y antioxidantes, con propiedades antiinflamatorias y anti-envejecimiento, tradicionalmente utilizadas para la nutrición y la curación.

En 1997-98, la Acción Alternativa para el Desarrollo de África (AGADA) y Church World Service emplearon hoja de moringa en polvo para curar la desnutrición en mujeres embarazadas o en período de lactancia y en sus hijos, en el suroeste de Senegal. Como resultado, los niños aumentaron su peso y mejoraron su salud, la mujeres embarazadas se recuperaron de la anemia y tuvieron bebés con mayor peso al nacer y las mujeres que amamantaban aumentaron su producción de leche.

La moringa se ha ganado el nombre de «árbol milagroso» o también » árbol de la vida» debido a sus grandes propiedades curativas para diversas dolencias e incluso algunas enfermedades crónicas. La moringa tiene efecto diurético, antidiabético, antipirético, antiulceroso, antiepiléptico, mejora el colesterol y protege el hígado.

También ha sido apreciada durante mucho tiempo por su gran valor cosmético, que ha hecho que en los últimos años se encuentre en diversos productos para el cuidado del cuerpo y el cabello.

El aceite de moringa se ha usado en ungüentos para la piel desde tiempos de los egipcios. En la actualidad se sabe que la crema de moringa revitaliza la piel y tiene efectos antienvejecimiento.

La moringa ha sido también utilizada en la medicina popular en el manejo del estrés, la ansiedad y la depresión.

La moringa, gran fuente de vitaminas y minerales

Es raro que una sola planta contenga muchos nutrientes y además en grandes cantidades. Sin embargo, la moringa por sí sola tiene un contenido más alto en nutrientes que muchas especies en el caso de un solo nutriente.

La moringa es una de las fuentes vegetales más ricas en vitaminas que hay. El polvo de hojas secas de moringa tiene altos niveles de vitamina E y beta-caroteno. El beta-caroteno es el precursor más potente de la vitamina A. 

La vitamina E junto con el selenio contiene antioxidantes que trabajan de manera conjunta en el cuerpo para ayudar a destruir los radicales libres. Además, se sabe que la vitamina E ayuda a mantener y aumentar la vitamina A y el hierro en el cuerpo. 

La moringa, además, es rica en vitamina C y en vitamina K

La presencia de calcio, potasio, zinc y selenio hacen de esta planta una gran fuente nutricional. Incluso el hierro, que suele escasear en muchas dietas basadas en plantas, se encontró en abundancia en las hojas de esta planta.

El zinc es conocido por sus propiedades antivirales, antibacterianas, antifúngicas y anticancerígenas.

Las hojas secas de moringa contienan además cobre, que es esencial para el sistema inmunológico.

Otros usos de la moringa


La semilla en polvo se puede utilizar como un rápido y simple método natural para aclarar incluso el agua más turbia. El polvo se une con los sólidos presente en el agua y se hunde hasta el fondo. Este tratamiento también elimina 90-99% de las bacterias contenidas en el agua.

Las semillas, hojas y flores de la moringa tienen actividad insecticida contra ciertos mosquitos, entre ellos Aedes aegypti, transmisor del dengue y la fiebre amarilla.

La moringa es una planta versátil y un recurso respetuoso con el medio ambiente. La moringa tiene innumerables beneficios para los seres humanos e, incluso para los animales y, por tanto, debe considerarse como un regalo de alta calidad que nos ofrece la naturaleza.

Además, al consumir moringa, no solo estarás aportando a tu cuerpo una gran diversidad de antioxidantes y nutrientes, sino que ahorrarás al reducir la cantidad complementos alimenticios necesarios para mantener una dieta balanceada.


Te puede interesar



FOTO: Hamed Elhaei /Pexels