Cada vez hay más interés por consumir leche ecológica. La percepción de que es más nutritiva, unida a la preocupación por el uso de pesticidas ha llevado a los consumidores a incrementar su consumo de leche ecológica. De hecho, en la actualidad los productos lácteos representan un 30% de la demanda de alimentos orgánicos.

¿Es más nutritiva la leche ecológica? 


El estudio más importante en este tema, realizado por la Universidad de Newscatle, revisó 196 artículos sobre leche y encontró claras diferencias entre la leche convencional y la ecológica. Los ácidos grasos omega-3, la vitamina E, y el hierro son algunos nutrientes que abundan en la leche ecológica frente a la convencional.

La leche ecológica contiene cerca de un 50% más de ácidos grasos omega-3 que la producida convencionalmente. Medio litro de leche orgánica entera, por ejemplo, aporta cerca del 16% de la ingesta diaria recomendada de omega-3, mientras que la leche convencional proporciona el 10%. 

«Los omega-3 están relacionados con menos enfermedades cardiovasculares, mejor función neurológica y una mejor función inmunológica«, explica Chris Seal, Investigador de la Universidad de Newscatle.

Las dietas de Europa occidental y EEUU son demasiado bajas en omega-3. En el caso concreto de España, el 85% de la población no consume suficiente omega-3. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda consumir 250 miligramos de omega-3 al día.

«Obtener suficiente omega-3 en nuestra dieta es difícil. Nuestro estudio sugiere que cambiar a lo orgánico ayudaría a mejorar la ingesta de estos importantes nutrientes», añade Chris Seal.  

Otros aspectos positivos de la leche ecológica: niveles más altos de vitamina E, de carotenoides y un 40% más de ácido linoleico (derivado de las semillas de lino).

Mejor equilibrio omega-6 / omega-3 en la leche ecológica

También se observó una menor proporción de omega-6 / omega-3 en la leche orgánica. Actualmente existe un desequilibrio entre el consumo de omega-6 y el de omega-3. Según los expertos, deberíamos consumir una relación de 2 partes de omega-6 por cada 1 de omega-3.

«El problema es que, en la actualidad, la población española consume una relación de 16:1”, señala Barry Sears, presidente de la Fundación para la Investigación de la Inflamación de Estados Unidos. Un desajuste, que provoca inflamación celular, el verdadero germen de las enfermedades inflamatorias y metabólicas como la obesidad, la diabetes o las cardiopatías«. Este especialista recuerda que los ácidos grasos Omega-6 son una grasa barata que se encuentra en una gran variedad de productos, como en los alimentos precocinados, los aceites vegetales (girasol, colza, maíz) y en el pan de molde, las galletas y la bollería industrial en general.   

Es mas nutritiva la leche ecologica


“Si reducimos la ingesta de omega-6 y aumentamos el consumo de omega-3 reduciremos la inflamación celular y estabilizaremos los niveles de glucosa en sangre, eliminando el exceso de grasa corporal y mejorando nuestra energía física y agudeza mental”, explica Barry Sears.

La investigación también asocia el consumo de leche orgánica con un menor riesgo de ciertas enfermedades, que incluye la reducción de eccema en los bebés.

Además, la leche convencional tiene un 74% más de yodo que la leche orgánica, una información a tener en cuenta porque actualmente existe preocupación tanto por el insuficiente consumo de yodo como por una ingesta excesiva. Medio litro de leche proporcionaría el 53% y el 88% del consumo diario recomendado de leche orgánica y convencional, respectivamente. Países como España, EEUU y Brasil añaden yodo a la sal. Además, en España hay una alto consumo de pescado y mariscos, por lo que conviene tener en cuenta esta dato para evitar la  tirotoxicosis.

En la leche orgánica hay menos cadmio


Por otro lado, la leche orgánica contiene menos cadmio, un metal altamente tóxico para el ser humano y uno de los únicos tres contaminantes metálicos tóxicos para los cuales la Comisión Europea ha establecido límites máximos de residuos en los alimentos. El cadmio se acumula en el cuerpo humano (especialmente en el hígado y los riñones) y, por lo tanto, los niveles de ingesta de cadmio en la dieta deben mantenerse lo más bajos posible.

El estudio de la la Universidad de Newscatle mostró que este perfil más saludable de la leche orgánica se debe al pastoreo al aire libre y a la alimentación con bajo contenido en pienso concentrado, ademá de la ausencia de pesticidas en los pastos, según lo establecido en la agricultura ecológica.

Además, en la agricultura ecológica:

  •  La alimentación animal no puede contener cultivos genéticamente modificados (transgénicos).
  •  No hay uso rutinario o preventivo de antibióticos en el ganado, solo cuando es necesario.
  •  Las vacas de agricultura ecológica pastan al aire libre siempre que las condiciones lo permiten, ya que no pueden pasar más de una quinta parte de su vida en interiores
  • Se evitan rutinas que pueden ser dolorosas, ya que, frente a una producción intensiva, lo que prima es el bienestar animal.




Te puede interesar:



FOTOS: Luca Basili – Larisa Birta /Unsplash